Tipos de clientes en una taquería: muy diferentes

¡Ay, los tacos! Este riquísimo manjar que encontramos casi en cada esquina de nuestra ciudad en un puesto o local, hasta sobre una bicicleta o bien dentro de una cajuela de coche. Y al haber tantas opciones de tacos por doquier, también encontramos diferentes sujetos que van de la mano con esos tacos: desde los madrugadores que se detienen para echarse unos de canasta hasta los que usan al taco como mediador para bajarse la borrachera después de una noche larga. Comensales hay muchos, tacos al triple y en grandes cantidades, por eso hoy te platicaremos de los típicos clientes que encuentras en las taquerías. 

Antes de comenzar, ¿conoces todos los tipos de tacos? ¡Pues que esperas! Descúbrelos y elige tu favorito. 

Taqueria con trompo de pastor

Los Madrugadores

Todos hemos sido estudiantes o hemos tenido un empleo donde se entra a las 8 o 9 de la mañana para realizar tu jornada de 8 horas diarias. Y claro, a veces uno se olvida de desayunar o dice la clásica: “De camino me detengo por algo”: un café, un pan, una torta o un tamal; lo que sea con tal de llenar el tanque para arrancar el día. Sin embargo, existen unos tacos que desde muy tempranas horas de la mañana ya se encuentran circulando por las calles de la gran ciudad, montados en una bicicleta y que bien podrían ser parte fundamental del desayuno “Godín” o “Universitario” que todos hemos degustado: Los tacos de canasta.

Los tacos de canasta, originarios de Tlaxcala, son una combinación de tortilla de maíz con diferentes rellenos (frijoles, papas, carne, chicharrón prensado, etc) y bañados con manteca o aceite. Algo característico de ellos, y que puedes conocer más dando clic aquí, es su forma de transportación: dentro en una canasta de mimbre, cubiertos por una jerga o trapo grueso que los hace “sudar” para obtener un sabor asombroso. En estos tacos, que normalmente encuentras al por mayor en las mañanas, puedes observar diferentes sujetos: los oficinistas que se detienen a comerlos antes de llegar a la oficina, algunos universitarios o jóvenes estudiantes que aprovechan el espacio entre clases para comerse unos cuantos, los transeúntes que son llamados por el olor y detienen su andar para dar un buen mordisco, y uno que otro borrachín que amaneció con el antojo prendido por unos de frijol, papa y chicharrón. 

Pero no solo los de canasta son los reyes de la mañana, también otro tipo de tacos son característicos de estas horas y pueden extender su horario hasta la tarde o noche. Los tacos mañaneros, ¿si los recuerdan, no? Oriundos de Monterrey pero con sucursales en todo México y nuestro corazón. Si no recuerdas cuáles son, aquí te los recordamos: Tacos mañaneros. 

Los tacos mañanero o de guisado, mejor conocidos así en la capital chilanga, son parte importante de la mañana de un transeúnte en la ciudad. Estos normalmente los encontramos en locales de lámina en algunas esquinas o fuera de estaciones del transporte colectivo. Aquí si vas encontrar a todo tipo de espécimen degustando un rollo de amor: el “Godín” que va temprano a su chamba y aún tiene chance de detenerse para comer unos cuantos, estudiantes o camineros que van pasando por la zona y ven unas ricas papas con longaniza o la carnita deshebrada en salsa pasilla. Estos tacos son para aquellos que desean desayunar fuerte y aguantar el hambre hasta después del trabajo, clases o de un paseo largo por la ciudad. 

Deliciosos tacos de canasta

Para los crudos o aún tomados

Si, teníamos que hablar de ustedes. Estos seres que agarran la fiesta un miércoles para ver el fút con los amigos y terminan a las 7am en búsqueda de algún lugar donde saciar el hambre – y bajar los niveles de alcohol en la sangre -. Aunque algunos crean que los tacos de pastor son los favoritos para los borrachos, la realidad es que son solamente una parte de su antojo nocturno o mañanero. Para ellos una buena forma de regresar a la vida son de la siguiente manera: 

Con unos de barbacoa

Clásicos puestos en tianguis y mercados durante las mañanas de domingo pero también un salvavidas para todos los que en su noche decidieron tomarse esa copa extra. Acompañados de un consomé y aderezados con salsas verdes o rojas, los tacos de barbacoa son un edén para esas personas que desean bajarse la borrachera o revivir después de una noche de copas, una noche loca. Si quieres conocer más de los tacos de barbacoa, dale clic acá. 

Una birria calienta para despertar

Con su consomé acompañado de cilantro, cebolla y unos tacos bien nutridos con carne de chivo, salsa y limón, ¡uff! Los tacos de birria son ideales para despertar y sentir el calor interno que los hielos y el tequila apagaron la noche previa. Antes de cerrar con estos tacos, un tip que podemos darte es: “chopéalos” dentro del caldo. Será una experiencia religiosa, como diría Enrique Iglesías. 

Y claro, dentro del menú de estos comensales también se encuentran los tacos de pastor, las carnitas y una que otra vez los tacos de canasta. Así que si quieres conocer a gente curiosa en estados fuera de lo normal, date una vuelta temprano o de madrugada por alguno de estos locales. 

Tacos de carnitas de pollo

Dentro de la taquería

Ahora sí, nos arrancamos con los clientes frecuentes, con los que nunca fallan y están dentro del imperio del placer gastronómico. Los comensales que a menudo podemos toparnos dentro de las taquerías son bastante variados: 

Los que van con la familia

Esos que llenan toda la mesa con los primos, los tíos, el abuelo o la abuela y los sobrinos que no paran de brincar de un lado a otro. Casi siempre son los que piden cantidades grandes de pastor, bistec o algunos de los alambres para abarcar a todos la familia y que cada quién reciba la divina gracia del taco.  

El grupo de amigos:

A veces tres e incluso quince o veinte. Ellos son los que cierran su noche después de todo un día juntos con unos tacos bien servidos y acompañados de una chelita bien fría o la clásica agua fresca (horchata o jamaica). En este grupo encuentras de todo: El que se viene a comer medio trompo solo, los que con dos bocados ya se llenaron y el que solo contempla todo para seguir echando el chisme con el de junto. 

Las parejas:

Ellas que después de una tarde en el cine, una noche de fiesta o andar por la ciudad detienen su andar para degustar unos tacos con todo y su agua fresca. Ellos por lo general comen poco o son de los que prefieren guardar la compostura porque “apenas se están conociendo”. Amigos nuestros, quién te ve comer tacos como realmente lo haces te amará por siempre. ¡No se hagan de la boca chiquita y disfruten juntos! 

Para llevar o esperarlos desde casa

Ya conociste a los clásicos comensales taqueros que abundan por la ciudad. ¿Con cuál te familiarizas tú: el mañanero, los que buscan algo después de la fiesta o uno diferente? Compártenos tus vivencias taqueras y recuerda que si no quieres salir de casa y tienes antojo de tacos, siempre estará la app DiDi Food para ayudarte. 

Puedes descargarla aquí, ordenar tus tacos favoritos desde tu restaurante principal y solo esperar a que llegue el repartidor para dar la primera mordida. ¡Nos leemos en la próxima ocasión!