¡Échate un taco de ojo!

¡Vamos a echarnos un taco de ojo! Cuando escuchamos esa frase, nuestra mente traviesilla nos lleva a pensar que nos deleitaremos la pupila, al ver una cosa bonit@, cosa hermosa, cosa bien hech… QUEDIGA, mejor la dejamos ahí. A lo que realmente nos referimos es a un taco que también es hermoso y que al verlo no solo nos cautiva la vista, también seduce a nuestro paladar y nos provoca diversas sensaciones. Porque aunque no lo crean, este platillo es un manjar que a la deliciosa res le cuesta un ojo de la cara poder traer para nosotros… *Ba Dum Pss* (pequeño chistín).

Ya hablando un poco más serios, las opiniones sobre este manjar están divididas, ya que para algunos es una delicia, mientras que para otros, el hecho de imaginarse un ojo de res dentro de una tortilla puede provocar sensaciones escalofriantes en ellos borrando toda sensación de antojo y como resultado rehusarse a probar esta delicia. 

Pero en esta ocasión no queremos convencer a nadie de probarlos si no quieren (guiño, guiño), lo que queremos es hablar de lo delicioso de este manjar, sus orígenes y cómo puedes prepararlos tú mism@ en casa. 

Pues avancemos pues, no sin antes dejarles una deliciosa imagen de los taquitos, nomás para que le ECHEN UN OJITO a estas bellezas. 

Tacos de ojo

Oye, ¿y si de una vez te avientas a conocer los tacos de cabeza? ¡están buenísimos!

Tacos de ojo de res. ¡Ojo aquí! 

¡De la res no desperdiciamos nada! Y sobra decir que incluso aquellas partes de la res que podríamos creer que no se comen, para ojos de los expertos en sabor, resulta ser una de las partes más suculentas del animal. Esto no nos sorprende cuando sabemos que en México nos comemos las tripas, los exquisitos sesos, la suculenta lengua y hasta las criadillas, así es, las criadillas o para aquellos que no las ubican, lo pueden conocer mejor como “los testículos del toro”, que por cierto, también son una delicia. 

Pero pongamos OJO en los tacos de ojo, donde hace unas décadas eran vendidos junto con las vísceras de la res a un precio muy bajo y que para algunas personas de un nivel socioeconómico más alto podrían ser tomados como algo incomible, un desperdicio. Pero recientemente, esta parte de la res ha cobrado popularidad y se ha ganado un lugar dentro de los paladares de los expertos y gracias a eso ha logrado llegar a más paladares que ahora se deleitan con su exquisito sabor.

Pela bien el ojo: Hablaremos del sabor de los tacos de ojo.

Sí, sabemos que ver un ojo de res puede ser algo impactante, pero pensemos, ¿has probado la lengua de res?, ¿qué tal las quesadillas de sesos?, pues aunque pueda ser impactante los expertos puristas y tragones de tacos describen su sabor como algo “elegante”, así es, ellos dicen que su sabor es ligero y que incluso lo pueden relacionar con algo light. 

Es un sabor que por sus cualidades lo hacen perfecto para acompañarlo con el toque de sabor del perejil, cebollita recién picadita, limoncito al gusto y tu salsa preferida, ya que esta combinación de sabores en conjunto con su textura lo vuelven una experiencia única dentro de tu boca. 

¡MUCHO OJO! Este es un platillo que se debe comer calientito, porque si lo dejas enfriar, su textura se puede modificar drásticamente y dejar de ser la parte más suave de la res. 

¿Ya se te antojó? A nosotros sí, pero no desesperes, aquí te vamos a dejar una de las recetas para que tú mism@ prepares los tuyos en casa.

Si quieres conocer más de los deliciosos tacos de víscera de res, dale clic aquí.

Deja de echarle ojo a los Tacos de Ojo y pon manos a la obra.

¡Muy bien! Llegó el momento más delicioso de esta nota, es el momento de poner a prueba tus habilidades para preparar uno de los manjares más deliciosos de la res. Pero para esto necesitamos que te tomes tu tiempo, que pierdas el miedo y que los prepares pensando en que estás frente a una de las piezas más deliciosas de este animal.

Solo que mucho ojo porque los ojos vienen incluidos dentro de la cabeza de res, así que puede ser muy complicado encontrarlos por sí solos por no decir imposible, por eso esta preparación incluye la cocción de toda la cabeza. 

¿Listo? 

Lo que necesitas es: 

– 1 cabeza de res entera

– 5 cabezas de ajo

– 8 hojas de laurel aproximadamente 

– Pimienta gorda 

– 4 Cebollas blancas

– Clavos de olor 

– Un puño de sal

 

Para servir necesitarás:

– Cebolla picada

– Limón 

– Tortillas de harina o de maíz

 

Preparación: 

  1. LLENA una vaporera grande de agua. ¡Ojo! solo al nivel que permita que al meter la cabeza no se derrame por los bordes. 
  2. AGREGA las especias, verduras y no olvides el puño de sal. 
  3. METE la cabeza de res a la olla previamente bien lavada..
  4. TAPA con papel aluminio, una toalla y después la tapa de la vaporera evitando que se escape el vapor. En este paso lo vamos a dejar al fuego por alrededor de 5 a 7 horas, durante este periodo vamos a revisar constantemente para evitar que la vaporera se seque.
  5. SACA la cabeza de la vaporera después de este tiempo. Después de esto la carne se desprenderá muy fácil del hueso, al igual que los ojitos. 

Ayúdate de una cuchara para desprender los ojos de sus cuencas, en este punto te darás cuenta que son súper suaves, algo gelatinoso blandito que están listos para que les des una mordida directa si así lo prefieres. 

Si gustas, también puedes picarlos y hacerlo más sencillo para degustar dentro de una tortilla acompañado de cilantro, cebolla y su respectiva salsita al gusto. Cuando los pruebes te darás cuenta que se convierten en un manjar dentro de tu boca. 

Ahora sí, ¡buen provechito!

Tacos de ojo a domicilio: Pídelos directo a tu casa. 

Si como muchos de los que leyeron la receta, no te avientas a prepararla para poder probar el manjar de ojitos, también puedes usar tu App DiDi Food donde podrás agregar en el buscador “tacos de ojo” y recibir este delicioso manjar directo en tu hogar.

¿No nos crees? ¿Sigues renuente a probarlos? Te invitamos a que los pidas y nos mandes tus opiniones. También conoce todos los tacos más famosos de México, sus historias y recetas. ¡Te vas a sorprender!

¡Anímate! y mucho OJO.