Clavando el diente en los restaurantes de la Narvarte

Buenos días, tardes o noches, depende la hora en la que nos leas. Que gusto regresar contigo, querido lector, para darte más tips de cocina, recetas y la historia de los platillos tan ricos que nos embuchamos de vez en cuando. Sin embargo, esta ocasión será algo diferente y no hablaremos tanto de comida – o si, pero no en ese contexto -, sino de una zona en particular de la CDMX donde el arte de la arquitectura y la comida rica están en cada vuelta de esquina. Hoy les hablaremos de la colonia Narvarte. 

Te adelantamos algunas recomendaciones para encontrar restaurantes cerca para tu cena romántica. ¡Entra ahora!

Restaurantes en Narvarte

Un poco sobre la Narvarte.

Comencemos imaginando un gran río con peces y animales alrededor de una extensa planicie verde con límite en los cerros y montañas que enmarcan nuestro bello Valle de México. ¿Ya lo imaginaron? Bien, porque así fue como comenzó nuestra querida colonia Narvarte: un lugar lleno de vida y que a la fecha es de las zonas con más población en la CDMX con edificios enormes y pasajes llenos de color. 

No hay un momento exacto en la historia pero a estos campos llegó un grupo de pobladores, mismos que se asentaron en la zona y le dieron nombre: Ahuehuetlán, por la abundancia de estos árboles colosales. Tiempo después, con la Conquista española, los pueblos originarios fueron renombrados en honor a una figura cristiana. A este lugar llegó una orden dominicana; río, tierra y pobladores fueron bautizados bajo el nombre de una virgen: La Virgen de La Piedad Ahuehuetlán, misma que sería sede de uno de los conjuntos religiosos más importantes del Virreinato. 

Y como la historia de México llega a tener algunos huecos o irregularidades, otra versión cuenta que a finales del siglo XVIII, previo a la Independencia, un tal Don Felipe José de Narvarte llegó a la zona y compró lo que era la Hacienda de la Virgen de La Piedad Ahuehuetlán, misma que cambió su nombre al fallecer Don Felipe y llamarse Hacienda Narvarte. Así fue que surgió la Colonia Narvarte, bajo nuevas ideas políticas, económicas y sociales.

Bueno, hasta aquí la clase de historia de hoy. Cierren sus libros y saquen papel y lápiz porque comenzaremos con las recomendaciones gastronómicas que puedes saborear en toda la colonia. Y si eres amante de los tacos, sin duda alguna vas a adorar esta zona por su alta cantidad de taquerías en locales y puestos de calle. Ahora sí, comenzamos…

Antes de adentrarnos más. Te invitamos a un pequeño recorrido por la comida típica de la Ciudad de México. ¡Conoce todo aquí!

Los mejores tacos de la Narvarte.

Existe una razón simple e importante por la cual la Narvarte ocupa un lugar muy especial en el mapa gastronómico de la CDMX. En este barrio, donde los edificios nuevos y casas antiguas conviven juntas, es imposible no encontrarse con una taquería en cada esquina. En verdad, si no es taquería es una tienda y frente a ella hay un puesto de tacos a cualquier hora. Algunas de las opciones que se incluyen son las grandes franquicias, locales familiares y puestos independientes. Todos están dispuestos a saciar el antojo de transeúntes matutinos y nocturnos con sabor a pastor, bistec, suadero, costilla, longaniza, lengua, tripa, arrachera, cochinita y más. 

Anótele joven, porque ahí le van los mejores.

  1. Tacos Manolo

La historia de estos tacos comienza en un puesto sencillo sobre Luz Saviñón y conforme ha pasado el tiempo se ha convertido en toda una institución del taco. De hecho, los nostálgicos aún pueden comer (de pie) en el puesto original y los que prefieren una opción más cómoda pueden sentarse en el local añadido. Y tienen de todo: hay gringas, tacos en pan árabe, tortas, quesadillas, tostadas, sopes y huaraches. La salsa de cacahuate es muy buena, igual que sus aguas frescas, en especial la de guayaba. ¡Joya!

  1. Los Pericos

Con el color verde perico en todas partes este local no pasa desapercibido para quien camine por Torres Adalid. Aquí abundan las mesas llenas de cervezas, sopas de tortilla y taquitos de pastor de cuatro pesos. Si bien este accesible manjar es lo más popular del lugar, vale la pena desembolsar unos pesos más para probar cualquiera de sus especialidades con nombres bastante curiosos como la periquera (chuleta con queso) o el tucán (pastor, morrón, piña y queso).

  1. El Vilsito

De día, taller mecánico; de noche, una de las taquerías más representativas de la Narvarte. Aunque algunos tienen opiniones encontradas sobre este lugar, principalmente por sus altos precios: es imposible negar que dominan el arte del pastor en todas sus presentaciones.

  1. Don Frank.

El gran toldo color naranja que decora la esquina de Torres Adalid y Pitágoras esconde una taquería digna de probarse. En Don Frank te sientes bienvenido desde que vas llegando; el espacio es genial y te reciben con un platito de pepinos y cebollitas. Además de los tacos hay todo tipo de antojitos y hasta hamburguesas, siempre con porciones muy generosas y muchísimo sabor.

Taqueria Narvarte

Un pedacito de Yucatán en la Narvarte.

Pero como no todo en la vida son tacos y la carne de pastor o bistek, bueno si lo es pero también hay que hablar de otros platillos que nos alegran el corazón y estómago. Estos platillos llegaron desde la parte sur de la República Mexicana, desde aquel lugar donde el meteorito impactó hace millones de años y formó lugares asombrosos además de dar vida como la conocemos hoy. 

En un rinconcito de la Narvarte existen algunos restaurantes de comida yucateca que están para chuparse los dedos y desear estar en alguna de las playas del caribe. La gastronomía yucateca se caracteriza por ser uno de los platillos patrimonio de la humanidad que México ha exportado y logrado consolidar en otros países… Claro, ninguna como la que preparamos en nuestra bella tierra del nopal. Ahora sí a lo que truje chencha, aquí te dejamos los mejores restaurantes de comida de Yucatán en la Narvarte.

  1. El Maquech Púrpura

“Antojitos yucatecos desde 1975” es lo que anuncia este popular local al lado de la glorieta SCOP. De los platillos especiales y de casa hay sopa de lima, panuchos, tortas, manitas de puerco y codzitos (tacos dorados con salsa especial y queso Cotija). Un atasque de sabor a muy buen precio. Además, se puede comprar la cochinita pibil, el relleno negro y el pavo en escabeche por kilo para armar la taquiza casera.

  1. Kukulkan

Un local pequeño pero muy llamativo por su olor. Desde que pasas frente a él, el olor de la sopa de lima y la cochinita te atrapa haciéndote regresar para que tu boca comience a salivar, además que su ambiente de fonda casera es ideal para un domingo por la tarde con la familia. Sus precios son accesibles para todos y la cantidad de platillos en su menú es muy variada para probar de todo un poco. 

Comida Yucateca Narvarte

Los mejores restaurantes para desayunar y comer en la Narvarte.

Te pondremos una situación: Los padres de tu novio-novia están de visita contigo y no sabes dónde llevarlos a comer. No quieres pedir las cosas clásicas como pizzas o hamburguesas, quieres lucirte. Bueno, hoy te salvaremos con una lista de los mejores restaurantes de la colonia Narvarte para que quedes genial con tus suegros. 

Y lo mejor, si ellos no quieren salir y quedarse en casa, recuerda que con tu app DiDi Food puedes pedir lo que quieras para todos con la gran variedad de restaurantes que contamos para ti. ¿Listo? ¡Comienza la lista!

  1. Taquería Los Hornillos

La especialidad aquí son los tacos de chuleta y de bistec, pero también hay un muy buen pastor. Tienen cortes de carne, platos completos, ensaladas y postres. Para todos los antojos y el lugar es bastante amplio por si quieres ir bien acompañado.

  1. La Casa de los Lechoncitos Al Horno

En 1965 este negocio abrió vendiendo carne de cerdo mechada y adobada con una receta secreta. De aquí te recomendamos los tacos de lechón y también los de espaldilla de cerdo, de total jugosidad. Si tienes invitados y quieren saciarse bien tienen unos paquetes llamados cazuelas que incluyen frijoles, tortillas, salsas y un kilo de carne adobada al horno.

  1. Piloncillo y Cascabel

En la esquina de Torres Adalid y Pestalozzi está este lugar cumple con las tres “B” que siempre buscamos. El lugar además ofrece menús diarios que cambian todos los días, pero hay cosas que no puedes perderte como el ceviche de atún. ¡Una cosa bárbara!

  1. ¡Quiero Pizza!

¡De tacos no vive uno! Bueno, si pero hay que variarle. Por eso entendemos que quieras una pizza buena y una chela artesanal que le haga segunda. ¡Quiero Pizza! es un localito en donde encontrarás muy buenas combinaciones hechas en hornos de piedra volcánica.

La recomendación: Pizza de provolone que viene con nuez y cebolla morada, aunque también hay una estilo Chicago carnívora y vegetariana.

Y también lo puedes pedir hasta tu hogar.

Para esos días donde la flojera le gana al ímpetu de salir y hacer cosas, la mejor opción es quedarte acostado en cama con tu pijama y viendo algún maratón de series y películas de tu preferencia. ¿Y si te da hambre? ¡Tranquilo! Tu app DiDi Food es la solución.

Solo abre tu app, navega un rato viendo los restaurantes y toda su variedad y ordena directo hasta la puerta de tu hogar. Ya solo tendrás que abrirle al repartidor, darle las gracias con una buena propina y comer. 

Nos despedimos amigos, que tengan un excelente día y nos leemos en un siguiente DiDi Blog.