¿Qué tantos platillos típicos de Jalisco conoces?

¡Hola queridísimo lector! No, esto no es un son ni una rima, solo estamos felices de verte otra vez. En esta ocasión hicimos las maletas y nos fuimos a Jalisco. Paisajes hermosos, mujeres bellas y un manjar de comida y bebida exquisita para todos los paladares. Ponte tu sombrero de mariachi, prepara tu garganta para el tequila y tu estómago para la comida, porque hoy conoceremos los platillos típicos de Jalisco. ¡Quédate hasta el final y te prometemos que quedarás enamorado de Jalisco!

Persona bailando el Jarabe Tapatío

La tierra del tequila, danza y panza

Antes de continuar, ¿ya conoces la historia de la comida prehispánica?

Porque acá en esta redacción la panza es lo que sobra. ¿Cómo creen que conseguimos este trabajo? Bueno, basta de nosotros, hablaremos de Jalisco y que es una de las más grandes dentro de la historia nacional. Para comenzar, unos datos históricos de Jalisco que bien podrías usar en tu próxima cita y romper el hielo, o no…

  • En 1823 fue cuando se fundó como Estado libre y soberano. 
  • Se escribía con “X” debido a que era la letra utilizada para producir el sonido correspondiente a la “J”, hasta que esta última letra se incorporó al alfabeto latino.
  • El nombre Jalisco proviene de la mezcla de tres palabras náhuatl: xal- arena, íx- cara o superficie y -co designando un lugar: “en la superficie de arena” o “en el arenal.”

Nombramos esta sección “La tierra del tequila, panza y danza” porque Jalisco en verdad abarca todo eso y mucho más. La tierra del tequila, que hasta en uno de sus pueblos lleva el nombre de esta bebida. La danza, con el jarabe tapatío, los sones y el género musical más rico para todo mexicano y extrajero: el mariachi. Y la panza, por todos sus platillos deliciosos que encontramos en cualquier lugar que vamos del estado. 

¿Estás listo para conocerlos? ¡Prepara los cubiertos porque empezamos! 

1. Tortas Ahogadas

Las tortas ahogadas son parte de la comida mexicana, y la comida mexicana es patrimonio de la humanidad, ¿a poco no?

Les juramos que de pensar en ellas, la baba comienza a salir de nuestra boca. Es un clásico de la cocina tapatía que se ha extendido por todo Jalisco y México. Su preparación es con pan birote, de interior firme y crujiente por fuera; se rellena de carnitas estilo Jalisco y luego se sumerge en una salsa a base de chile de árbol de miYahualica. Pero cuando decimos que va sumergido, literalmente está nadando en esta salsa.

Otro ingrediente clásico de la torta ahogada es la cebolla desflemada, ¿cómo es esto? Sencillo: la cebolla se pone a hervir, se le agrega limón y deja reposar por un tiempo. Según la leyenda tapatía, el plato lo inventó un jornalero hambriento que llegó a casa y todo lo que consiguió para comer fue un birote, unas carnitas y una salsa desconocida. Y con un poco de improvisación y el hambre surgió uno de los platos más representativos de la localidad.

La original torta ahogada de Jalisco

2. Carne en su jugo

Si sabes que en familia todo sabe mejor, ¿no? conoce los mejores restaurantes para visitar acompañados. 

Tomando una gran popularidad en los últimos años, en especial en lugares ajenos a Jalisco, la carne en su jugo es un plato capaz de despertar el hambre con solo verlo. ¡Oh sí, les dijimos que esta vez comeremos mucho! Se trata de un guiso de res que fue creado en 1967 por el cocinero Roberto de La Torre. Nuevo pero de los favoritos.

Para prepararlo hay que dorar trozos de panceta en una cazuela de barro, de manera que se cuezan en su propio jugo (de ahí el nombre). Después se le agregan cubos pequeños de carne de res y vegetales como la cebolla y el cilantro. Cuando la carne está a punto de cocción se añaden frijoles ablandados y caldo de frijoles; lo dejas reposar de 5 a 10 minutos y listo. Tu carne en su jugo está perfecta para comer. 

Una recomendación extra que te hacemos es pedir tortillas recién hechas para acompañar la carne y “chopear” un poco la tortilla y saborear mejor el caldo delicioso de este platillo.

Delicioso plato de carne en su jugo preparada

3. Birria

¿Qué tanto conoces de los tacos de birria? ¿Ya conoces los lugares en dónde venden los mejores tacos?

La carne más tradicional para hacer la típica birria de Jalisco es la de chivo, aunque también se emplea con frecuencia el borrego, por eso luego tiende a confundirse con la barbacoa estilo jalisciense.

Su proceso es sencillo, la carne de chivo es bañada con una salsa a base de chiles, aliños y especias; y se envuelve en hojas de maguey. Se coloca en cuenco de barro y se pone en un hoyo para la cocción tradicional sobre piedras volcánicas calientes o carbón. El caldo que resulta de la cocción es delicioso y sirve como salsa para comer, para hacer el clásico “chopeo”.

La tradición jalisciense es comerla en el desayuno, pero por ser un plato hecho con carne puede comerse también en el almuerzo y en la cena. La birria está entre las 10 comidas de Jalisco que definitivamente debes probar. Y aquí como una recomendación extra te decimos que puede ser un excelente remedio para esas mañanas pos-fiesta o simplemente para quitarse el frío. 

Actualmente esta barbacoa o birria se ha popularizado en todo México, presentándose en diferentes formas y mezclándose con otras comidas internacionales como el ramen, la pizza, entre otros. Si no crees, entra a tu app DiDi Food y escribe “birria” para que te des una idea de la diversidad que existe en este plato. 

Taquitos de birria con consomé

4. Pozole estilo Jalisco

El pozole es un clásico de México, pero ¿conoces los clásicos de Latinoamérica?

Esta comida típica de Jalisco también conocida como el pozole tapatío, es muy famoso tanto en la región como en todo México, además se le reco lonoce por tener chiles molidos en su preparación. ¡Aguas! No apto para los de estómago sensible.

Para la preparación de este delicioso platillo se usa chile ancho y chile guajillo seco, granos de maíz y usualmente se prepara con carne de puerco, especialmente con la cabeza, también puede ser hecho con gallina o guajolote.

Aunque parezca similar a otros pozoles de México, la forma de preparación del caldo es lo que marca la diferencia para este plato que bien podrías comerlo durante toda la noche del 15 de septiembre y quedar más que satisfecho. 

Delicioso pozole blanco tapatio

Y bueno, hasta aquí nuestro blog. ¡Nos vemos! 

¿Qué pensabas? ¿Que este artículo ya se había acabado? Obviamente no nos iremos sin hablar de algo que Jalisco nos regaló, el mexicano lo patentó y es parte de las mesas de bebidas de todo el mundo. Difícil de tomar para algunos, elixir celestial para otros y el nombre de un pueblo para algunos.

5. Tequila

¡Exacto! Lo que no debe de faltar en una buena pachanga mexicana.

Oriundo del pueblo que lleva su nombre, el tequila es un destilado que proviene de la fermentación y posterior destilación del jugo procedente de la planta de agave. Para que sea considerado como un buen tequila, el agave tiene que proceder de la zona de denominación de origen y ser de la variedad agave azul o agave tequilana

Y hasta en las bebidas hay clases, porque el tequila tiene diferentes grados de pureza que se miden por el porcentaje de azúcar que procede de la misma planta de agave. Se denomina puro 100% cuando el azúcar utilizado para su elaboración procede exclusivamente del agave azul: cuando se mezclan otros azúcares, como la caña de azúcar o jarabe de maíz, entonces tenemos tequila mixto.

Además de ser un acompañante perfecto para fiestas, cócteles, postres y hasta medicamentos, el tequila sirve para el alivio digestivo. Así que después de una torta ahogada o un pozole estilo Jalisco, un tequila derecho con limón y sal para que ayude a la digestión del tremendo y delicioso plato que acabas de comer. 

Como último consejo o tip, te recomendamos visitar el pueblo de Tequila y probar los cantaritos. Esta bebida a base de tequila, jugo de toronja y naranja, limón y refresco de toronja será de las mejores bebidas que puedas probar. Pero cuidado porque pega duro. 

 Paisaje de agaves en Tequila, Jalisco

No te quedes con el antojo

En verdad que no lo hagas. Sabíamos que este blog traería a tu paladar mucha saliva y un antojo gigante por una torta ahogada, una birria calentita o un pozole bien servido. Pero esto no lo hubiéramos hecho si no tuviéramos una solución. Y aquí está: 

  • Descarga o abre tu app DiDi Food. ¡Es muy fácil!
    • Entra el buscador y pon cualquiera de los platillos que leíste arriba, el que más te haya antojado.
    • Pídelo al restaurante de tu preferencia y solo espera al repartidor. 

    Que tengas un muy buen provecho y esperamos que después de unos tequilas y tu comida, tu día sea tranquilo y hermoso como el estado de Jalisco. Nos leemos en el siguiente DiDi Food Blog. ¡Hasta pronto!