Comida callejera por Latinoamérica

Mochilas listas, pasaporte en mano, ¡y nos fuimos! Hola amigos de DiDi Blogs, esta ocasión nos iremos de roadtrip todos juntos sin necesidad de salir de casa. Pero no será un viaje solo para ir como turistas tomando fotos al por mayor y visitando museos o lugares históricos, no no no. Nosotros haremos nuestro viaje enfocado a conocer esos puestos en la calle que con el puro olor nos hacen flotar como caricaturas hasta llegar a él y ordenar la primera cosa que se nos antoje. Hoy hablaremos sobre la comida callejera que encontramos en Latinoamérica y que seguramente a más de un viajero – como nosotros – los ha conquistado. 

Te contamos que en este artículo encontrarás la opción de llevar los sabores callejeros de Latinoamérica a casa. Descarga la  app DiDi Food y descubre cómo hacerlo. 

Primero que nada, debemos mencionar que Latinoamérica es uno de los territorios más extensos del mundo y cuya cultura es totalmente diferente a lo que encontramos en países del norte de América o de Europa, África y Asía. Pero no te dejes engañar, porque la cultura y toda sus riquezas que vemos en cada uno de los países suelen ser similares a las que tenemos en México, solo cambiando un poco la forma de hablar y significados de algunas palabras. Aunque, si a comida nos referimos, la diversidad explota al punto de tener un platillo característico por región y múltiples formas de cocinarlos dependiendo las tradiciones de la localidad. 

Una vez dicho lo anterior, comencemos nuestro viaje por los platos llenos de sabor que nuestra región hermana nos ofrece. 

Banderas de latinoamérica

La mejor comida en México es callejera.

Iniciamos el viaje con una parada necesaria. Antes de salir de México, de tomar ese avión y llegar a las tierras latinas debes pasar por una taquería y probar todo lo que el menú te ofrece. Si, no solo los tacos de pastor abundan en la CDMX y México; guisados, carnitas, longaniza, cortes de carne, vegetales e incluso algunos insectos son parte del contenido que el taco mexicano ofrece al mundo entero. 

Para arrancar este viaje, adéntrate en todo lo que debes saber de los deliciosos tacos al pastor mexicanos. Desde su origen hasta cómo llevarlos a tu mesa. ¡Sigue leyendo!

Las taquerías son este lugar mágico donde la felicidad está al alcance de cuatro palabras: “Me da uno de…”, tú escuchas esto y el taquero toma la forma de un Dios bondadoso que te brinda uno y otro rollito de masa de maíz relleno de diferentes contenidos, mismos que les puedes agregar algo picoso y ácido para darle el sabor perfecto. ¡Ay, hasta queremos llorar de lo hermoso que es! La realidad es que en cada taquería que encontramos en el país, los tacos pueden presentarse con diferentes contenidos: pastor, bistek, campechanos, algunos con guisos preparados como chicharrón en salsa verde o papas con longaniza y un largo etcétera. 

¡Sigue caminando! ¿Ni te imaginas la cantidad de tipos de tacos que encontrarás alrededor de México? ¡Te invitamos a conocer los más populares aquí

Una vez que terminaste de comer esos tacos, ya es tiempo de irnos. Así que agarra esa maleta y nos mudamos, pero de local. Ya que en México no sólo las taquerías abundan por las ciudades, también los puestos de comida callejera son igualitos a los Gremlins: vez uno y de la nada comienzan aparecer esquina tras esquina. Lo mejor de esto: cada uno de ellos nos ofrece un bocado diferente al anterior. 

Algunos clásicos que podemos encontrar caminando por las calles de México son: puestos de tamales, con antojitos mexicanos como quesadillas, tlacoyos y pambazos, carnitas y tortas. En cada uno de ellos, el sabor será diferente y las combinaciones de sabores no te decepcionarán. 

En los puestos de tamales encontramos ya conocidos: tamales oaxaqueños o normales. La diferencia entre ellos es su cobertura, unos se cubren con una hoja de plátano y otros con una hoja de maíz; su presentación puede variar entre uno sencillo o dentro de un bolillo al que llamamos “guajolota.” Caminas un poco más y encuentras el puesto de antojitos con sus quesadillas de diferentes sabores, tlacoyos rellenos de frijol, requesón o haba con quelites o nopales encima, o un pambazo de longaniza con papas o mole con pollo. La ventaja de estos puestos es su precio, ya que si te encuentras con bajo presupuesto con no más de $200 podrás alimentarte bastante bien para todo el día. 

Tacos callejeros

Las arepas de mi amor, de Colombia son.

¿Qué más, pues? Dejamos México y nos vamos directo a Colombia. Un país con una historia asombrosa y un corazón gigante dentro de cada uno de los habitantes de él. Y su comida no se queda atrás en esta descripción, con provocativos olores y sabores que van inundando las calles de Colombia, cada esquina tiene una tentación en la cual uno termina cayendo. La comida callejera colombiana invita a los transeúntes a darse una pausa en su día diario para apapacharse con un sabor exquisito y que no cuesta tanto como una comida normal. Desde tempranas horas del día hasta el anochecer y también para algunos que viven la vida nocturna, Colombia les ofrece un abanico de platos que sacian el hambre de cada uno de ellos. 

Comenzamos con las arepas. Algunos dicen que es el pan colombiano, ya que es consumida a diario por todos los habitantes del país aunque es mucho más que un pan. La arepa es elaborada con una masa de maíz y las hay de muchas clases: mute, choclo, huevo y más. También presentan diferentes rellenos como el queso, pollo, carne de res y suelen acompañarse con algunas salsas de aguacate. 

Otro platillo que puedes encontrar caminando por Bogotá es el pastel de papa y yuca. Parecidas a las empanadas tradicionales, llevan un relleno similar acompañado por un huevo duro, pero no está cubierta de pasta hojaldre. Su cubierta va elaborada con una masa de papa o de yuca que le da un sabor muy exquisito.

Arepas colombianas

Comida callejera por Costa Rica: Pura vida, parce.

Dejamos Colombia para pasarnos a Costa Rica. En este país, aunque se diga que el picante es parte de su gastronomía debido a la influencia de México, la realidad es totalmente distinta. Sus platillos son más frescos y buscan presentar un sabor diferente en cada uno de ellos. Con el arroz y los frijoles como elementos principales, algunas de las comidas más características que podemos encontrar entre sus calles son:

El arroz con palmito. Es un plato tradicional de la comida casera de Costa Rica y tal como su nombre lo dice sus ingredientes principales son arroz blanco y palmitos. Por ser un plato casero existen varias versiones, pero lo común es prepararlo con una salsa blanca y luego llevarlo al horno cubierto de queso. Este es uno de los que más encontramos en restaurantes y también en algunos locales en cada calle. 

Otros clásicos de la comida callejera son las tortillas de queso, elaboradas en base a harina de maíz y queso. Es una tortilla delgada y tiene una consistencia suave y sabrosa. Generalmente se acompaña con natilla. Estas suelen consumirse acompañadas de un café durante la mañana o para cerrar el día después del trabajo. Y unas similares a estas son la chorreadas, son tortillas de elote o maíz tierno. Si bien en forma se parecen a las tortillas de queso, su sabor es totalmente diferente; son dulces, húmedas y esponjosas.

Comida callejera de Chile: Delicias para el antojo.

Colombia, Costa Rica y ahora sigue Chile. Aunque comparte algunos platillos con Argentina y Uruguay, la comida en Chile es sin duda una que no puedes dejar pasar desapercibida. Sus sabores conquistarán tu estómago y dejarán en él un sabor que desearás probar más de una vez. Así mismo, como en los otros países, su gastronomía callejera es económica y pueden encontrarse distintos platos como los siguientes.

El choripán, aunque sea más característico de Argentina, Chile tiene su nombre grabado en él como uno de los antojos clásicos entre sus calles. Una longaniza dentro de un pan marraqueta, ¡uff! Acompañado de salsas, como el pebre, que está hecho de tomate, cebolla, cilantro y otras especias. Pero no te sientas valiente con la salsa, ya que en algunas ocasiones puede llegar a picar demás y la enchilada estará buena. 

Otro plato son las sopaipillas. No importa la hora o el momento, siempre puedes terminar con una sopaipa en la mano. Esta masa de zapallo frita tiene distintas versiones: con distintas salsas de ajo, aceituna o picante, con pebre, que se preparan con chancaca y son dulces. Ideales para esa época del año cuando el frío pega en el país. 

Y por último y uno de los reyes de la calle, el anticucho. Clásicas durante las fiestas patrias de Chile y una de las favoritas de todo el pueblo, son pedazos de carne en un fierro que se cocina en la parrilla, junto con cebolla y pimentón; algo así como los cortes que te ofrecen en las espadas brasileñas pero estos en porciones más pequeñas. Normalmente van acompañadas por salsa de pebre o chimichurri. 

Comida callejera chilena

¿Comida callejera en casa?

Bueno, llegamos al final de nuestro viaje y sabemos que terminaste con hambre. Pero no te preocupes porque nosotros siempre te damos la solución al rugido del león que llevas en el estómago. Después de tantas recetas y recomendaciones nos imaginamos que se te antojó uno que otro plato, pero tu tranquilo porque DiDi Food te tiene cubierto.

Solo debes abrir la app y buscar el nombre del platillo que más te gustó de esta lista, seleccionarlo de su restaurante y esperar a que el repartidor DiDi llegue con él hasta tu casa. Ahora solo preocúpate por ahorrar y lanzarte a probar todos los platillos que hoy conocimos. ¡Nos vemos en la próxima!